ALAIA EN ADOPCION!

Esta preciosidad fue encontrada con una pata colgando, pero no tiene remedio ya que llevaba demasiado tiempo así y ha perdido totalmente la sensibilidad, tiene dañados los ligamentos, tendones y nervios, no hay nada que hacer para poder salvarla pero ella es una perrita feliz, salta, corre, juega y su patita no le impide para nada hacer vida normal y ser feliz. Necesita una familia que no le importe la estética de su patita y pueda ser feliz el resto de su vida. Es pequeñita pesa 7 kg y muy sociable con perros y gatos, puede convivir perfectamente con niños es un amor de perrita.